Instinto Femenino PORTADA

Innombrables…

Foto: @mojicona

By @hildaarzeno

No sé cuánto me han querido, pero he querido mucho y muy bien. No sé dónde uno aprende a querer o a disfrutar de alguien, como si nunca más estará. He sido una mujer de amores múltiples y de pocas formalidades.

Las mujeres que conozco en su mayoría han sido la novia de tres personas. Aunque esa es la regla básica del inventario femenino; pero prefiero no negar mis amores porque tendría que quitarme muchas historias de encima.

Las mujeres somos la suma de los fracasos amorosos y de los aciertos; que en mi caso no han sido muchos los aciertos. No sé si a ustedes les pasa, pero yo tengo amores innombrables, esos que oculto para mí por vergüenza, porque eran unos bobos, por amantes mediocres, porque eran muy feos o porque simplemente no llegaban ni a la mitad de las expectativas sociales, o de mis amigas, fueron amores de unas noches bien gozadas y en silencio. No tan buenas como para repetirlas.

 Mis intimidades con nombre no las comparto con todo el mundo. Si pusiera nombres en los cientos de escritos que tengo creo que hubiese tenido que vivir en el anonimato.

Los medidores de seriedad no existen, pero socialmente se miden por los amores con nombres que te han conocido y como todas las mujeres siempre hemos tenido solo tres, nunca llegaremos a llamarnos putas. ¿Lindo el chiste eh? Que va, yo me hago inventario amoroso cada año. Pero este año que ha pasado yo sí que me he portado bien. Creo que Santa me dejara regalos. No crean que por buena o santa; sino porque este año, que ha pasado, me toco migrar, readaptarme a un nuevo país, a una nueva relación y porque no, a una manera diferente de querer y de vivir.

Hace pocos días me escribió un amigo, con quien salí en contadas ocasiones y que estoy segura que leerá este escrito, por cierto mis recuerdos con ese tipo fueron exquisitos, me dijo textualmente “complaces hasta la saciedad y algo más” le respondí que su referencia la pondría en mi currículo sexual.

Se imaginan ustedes tener un CV de su vida sexual, con referencias y todo. Si un día eso se pone de moda que me avisen para hacer el  mío.

Pero quiero contarles de algunos amores que tengo la fortuna de llamarlos como el título de este post. Haciendo inventario hay tres tipos que borraría de mi historia amorosa uno “un calvo” ajajjajaj bueno ha sido el único calvo, por cierto me encantan los calvos, obviaré las razones, otro un “profesor ex seminarista” y por último a uno que de nombre le digo “amigo” para marcar la distancia, por no tener suficientes cojones en la vida.

Hay amores que nunca debieron quererse, que deben ser innombrables por las razones que sean; y que una, debe hacer de cuenta que nunca existieron, que solo agotaron unos días en tu vida; porque para querer y ser inolvidable falta algo más que algunos encuentros; hay amores que son inolvidables incluso sin llegar a la cama, hay gente que enseña a querer. Salud por los innombrables que desde hoy borraras de tu lista!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: