Instinto Femenino PORTADA

Agujero Negro

Imagen @pedritaparker

By @hildaarzeno

El amor va en decadencia. Cada vez la gente valora menos los afectos, el sexo por amor y la continuidad. Antes un encuentro sexual tenía algo más que ganas y furia.

Ahora el sexo es mecánico, la gente se cambia y se va muy rápido; el sabor ya no está en la reafirmación ni en la repetición del encuentro, todo se limita a once minutos.

Recuerdo encuentros de antaño donde esos minutos posteriores eran importantes; donde hablar y dormir incluso sin sexo era un deleite. La mayoría de hombres que conozco de esta generación se enfocan en una belleza irreal, para unos cuantos encuentros de carne, a los que le seguirá la crítica o por la falta de cerebro o porqué ellos dejarán de ser proveedores o de dinero o de sexo; pero en fin no tendrán terreno seguro, porqué las mujeres de mi generación cambiaron el chip, y compiten en sexo irresponsable, infidelidad, promiscuidad, múltiples parejas y como si ellos no se dieran cuenta, para un cabrón, una cabrona y media; en resumidas cuentas los hombres nos enseñaron sus viejas mañas y algunas las aplicamos mejor que ellos.

Los Millenials según algunos estudios tienen menos sexo que generaciones anteriores; lo que no parece extraño, mi generación es más lerda para tener pareja estables, Tinder no es suficiente porqué genera rapidez para la conquista y miedo para quedarse y pensar que se puede ser reemplazado con un nuevo “matche”, y ni hablar de que en compañía, el teléfono es una competencia feroz, con quien hay que luchar para superar en atención; en resumidas cuenta estamos jodidos los que aún dentro de esta generación quisiéramos tener familias estables, funcionales y con cierto nivel de plenitud. La información de un celular en estos tiempos es la razón perfecta para un divorcio y si usted no me cree, préstele su celular dos horas a su pareja.

La protección sigue siendo un asunto en descuido, una parte importante de la población sigue jugando al “no uso condón” “soy alergico” “no se siente igual” o aquellos entraditos en edad, que han pasado los 40, les huyen como el diablo a la cruz a los preservativos. Entonces seguimos probando más y con menos protección. Más sexo y menos amor. A dónde llegaremos con los encuentros vacíos, la resaca moral del encuentro sin afecto.

Creo que a veces me pregunto porque conozco tantas mujeres solteras, y luego me doy cuenta que soy de aquellas que descartaba una cita por unos capítulos de Netflix de mi serie favorita, entonces la verdad es que debemos revisar lo que queremos y todas las maneras en cómo lo boicoteamos.

No sé si el amor que nos vendieron tenía algo de cierto, pero mis padres llevan más de tres décadas casados, yo duré dos años, la primera vez, la segunda no sé aún, pero sin dudas algo debemos aprender de otras generaciones porque a esta, las palabras estabilidad, equilibrio, lealtad, familia le está quedando grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: